Avene spray niños 50+ 200 ml

15.70

Avene Solar Spray SPF 50+ Infantil está indicado para la piel sensible del niño. Realiza una protección de alto espectro UVA y UVB.

Product Description

Facebooktwitter

El Spray Solar Infantil SPF50+ de Avéne con su nueva textura transparente sobre la piel, sin efecto blanco. Rápida absorción. Muy alta protección de las pieles sensibles, y eficaz contra el conjunto de la radiación solar (UVB-UVA largos y cortos). Certificado UVA conforme.

INDICACIONES
– Resistente al agua. fotoestable.
– Sin parabenos, sin siliconas, sin alcohol, sin octocrileno.
– Sin perfume.
– Muy alta protección de la piel sensible del niño (rostro y cuerpo).
– Fototipos I y II (pieles muy claras – cabello rubio, pelirrojo).
– Pieles hipersensibles al sol.
– Pieles alérgicas al octocrileno.
– Pieles que siempre se queman.
– Cualquier tipo de piel expuesta a un sol intenso. La versión sin perfume también está recomendada para las la pieles sensibles alérgicas a los perfumes.

INNOVACIÓN
– Cumple todas las exigencias: eficacia, calidad, placer y fiabilidad.

Se beneficia de la asociación exclusiva de activos SunSitive protection, resultado de la Investigación del Grupo Pierre Fabre:

– Complejo de activos fotoprotectores complementarios y sinérgicos que garantizan un mínimo de filtros químicos en las fórmulas. Reducción del número de filtros de 5 a 4.

– Pre-tocoferil, precursor fotoestable de la vitamina E, que proporciona una protección celular complementaria. (8 veces más eficaz que la vitamina E).

– Agua termal de Avène, con propiedades naturalmente calmantes y desensibilizantes.

– Ofrece una textura ligera, invisible y no grasa, que hace que su aplicación sea especialmente agradable.
Envase inviolable

UTILIZACIÓN
Antes de cualquier exposición al sol, aplicar el producto sobre la piel de manera uniforme. Renovar la aplicación con frecuencia en casos de exposición prolongada y después de cada baño.

La utilización de este producto no debe incentivar la exposición al sol de manera prolongada. Evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16h. Las quemaduras solares son peligrosas, sobre todo para los niños.