Letiat4 leche corporal 500 ml

23.95

Leti AT4 Leche corporal es una emulsión fluida de fácil aplicación y alto poder emoliente, para aplicar sobre todo el cuerpo. Está especialmente indicada para bebés, niños y adultos con pieles atópicas, secas o sensibles, y también en adultos con pieles hiperreactivas y seniles.

Product Description

Facebooktwitter

La piel atópica se produce por una carencia de ceramidas en la piel. Las ceramidas actuan como el cemento de la piel, manteniéndola firme y unida. La falta de ceramidas altera la función defensa de la piel, provocando picor, enrojecimiento, sequedad e inflamación.
El picor provoca rascado (sobre todo en bebés y niños pequeños), produciendo en algunos casos pequeñas heridas. Las heridas, además facilitan la aparición de infecciones, que a su vez provocan un empeoramiento de la inflamación, que agrava la sequedad y el picor. De esta forma se genera un círculo vicioso que hay que interrumpir.

Leti AT4 Leche corporal es una emulsión fluida de fácil aplicación y alto poder emoliente, para aplicar sobre todo el cuerpo. Está especialmente indicada para bebés, niños y adultos con pieles atópicas, secas o sensibles, y también en adultos con pieles hiperreactivas y seniles.
Aplicar preferentemente después del baño y en caso de pieles atópicas, usar (una ó dos veces) diariamente. Utilizar de forma uniforme sobre todo el cuerpo realizando un suave masaje hasta su absorción. Lo encontrarás en nuestra web farmaciamuybarataonline.com

Desde la Asociación Española de Pediatría nos ofrecen los siguientes consejos para prevenir y tratar la dermatitis atópica. En cualquier caso consulta a tu pediatra el mejor tratamiento a emplear para tu pequeño:
– Evita los baños muy largos. No deben durar más de 5-10 minutos.
– Utiliza un jabón de parafina o avena.
– Emplea aceites de baño que puedan agregarse al agua. Aplícalo sobre la piel húmeda tras el baño.
– Aplica crema hidratante. Es muy importante mantener la piel bien hidratada.
– Evita la ropa de lana y fibra. Es preferible utilizar prendas de algodón y evitar la ropa muy ajustada. No abrigar en exceso al bebé.
– Mantén la uñas de tu pequeño cortas y limpias para evitar infecciones en caso de que se rasque.